Accidentes de Tráfico

En el ámbito de los accidentes de circulación vamos a comentar varios asuntos llevados por este despacho, que nos hacen ver que nunca debemos temer a las compañías aseguradoras, por el hecho de que sean empresas grandes.
En primer lugar, deben saber que las pólizas de seguro de automóvil, aunque también las de hogar, contemplan el derecho a la libre designación de abogado, es decir, abonarán todos o parte de los honorarios que designen libremente, cuando no sea la propia demandada quien tenga la obligación de hacerlo.

ASEGURADORA ABONA INICIALMENTE UNA CANTIDAD MUY INFERIOR A LA FINALMENTE CONSEGUIDA.

Comenzamos por un siniestro ocurrido en el mes de octubre de 2015, donde nuestra cliente sufrió un accidente de circulación saliendo del núcleo urbano, cuando un camión bañera la golpea fuertemente por detrás de su vehículo. En este caso, la compañía aseguradora ofrece la cantidad de 7.752,45 €, sin embargo, por parte de nuestro despacho conseguimos que el juzgado competente entienda que la indemnización total acabe siendo de 42.507,74 €. Además, la cantidad inicialmente ofrecida no es abonada hasta que no es demandada judicialmente la compañía aseguradora, a pesar de los múltiples intentos extrajudiciales de acuerdo.

En este sentido, el Juzgado de Primera Instancia Número 5 de Orihuela (Alicante), en abril de 2019, también condena a la aseguradora al pago de un interés anual sobre las cantidades hasta el momento de su abono, el cual es del interés legal del dinero, incrementado en el 50 % a contar desde el día del accidente, aplicando un interés del 20% a partir del segundo año sin que se haya procedido el abono. En el supuesto que nos ocupa, los intereses ascienden a más de 10.000€; la compañía aseguradora discute dicha cuantía, aún nos encontramos en trámites judiciales en tal sentido, sin perjuicio de que ya fueron abonadas las cantidades objeto de condena, ya que la Sentencia no fue objeto de recurso por parte de la compañía aseguradora.

Acceso a resolución judicial.

ASEGURADORA ALEGA QUE NO HAY RELACIÓN ENTRE LAS LESIONES Y EL SINIESTRO

En en el siguiente supuesto real, nos encontramos con una cliente que sufre un accidente de tráfico, igualmente, en octubre de 2015, la compañía aseguradora se niega al abono de ninguna cantidad, alegando que no existe relación entre las cantidades reclamadas por lesiones y el accidente, por ser de baja intensidad (NO NEXO). Pues bien, finalmente, se consigue que el Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Novelda estime íntegramente la demanda interpuesta, condenando a la aseguradora demandada al pago de 6.851,73 €, así como al pago de un interés anual sobre dicha cantidad, igual al del interés legal del dinero, incrementado en el 50 % a contar desde la fecha en que se produjo el siniestro, no pudiendo ser inferior al 20% desde el segundo año desde el siniestro.

Además, en este concreto asunto se condena a la compañía aseguradora al abono de las costas procesales. La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Alicante, confirma la Sentencia de instancia.

ASEGURADORA ADUCE CONCURRENCIA DE CULPAS FRENTE A UN CICLISTA

Otro asunto reciente llevado en nuestro despacho, es el de un grupo de ciclistas que circulaban por una carretera convencional en octubre de 2.017, cuando son adelantados sin cumplir las exigencias legales por un vehículo, pues bien, dos de los cuatro que circulaban son los ciclistas afectados; si bien, nos referimos a uno de ellos, encontrándose el otro pendiente de celebración de juicio.

Pues bien, en lo que al cliente que ahora nos atañe se refiere, percibió extrajudicialmente, tras reclamación previa realizada por este despacho, la cantidad de 3.393,42 €; sin embargo dicha cantidad corresponde a la aplicación de una reducción del 50% por entender que existió concurrencia de culpas, es decir, que la culpa fue tanto de conductor como de ciclista, y a la exclusión de algunos elementos del material deportivo dañado. Finalmente, nuestro despacho consigue que se la abone la diferencia, que son 4.175,2 €, e igualmente el pago de un interés anual sobre dicha cantidad, igual al del interés legal del dinero, incrementado en el 50 % a contar desde la fecha en que se produjo el siniestro, no pudiendo ser inferior al 20% desde el segundo año desde el siniestro.

Acceso a resolución judicial